jueves, 21 de julio de 2016

Tisana nocturna de cúrcuma y diente de león


La cúrcuma y el diente de león son dos excelentes remedios medicinales para prevenir y tratar numerosas enfermedades, por lo que resulta muy beneficioso que nos acostumbremos a tomarnos una infusión diaria.

En este artículo te explicamos sus bondades, así como la manera de tomarla para que sea lo más efectiva posible.


¿Qué nos aporta la cúrcuma?

Nos ayuda a prevenir el cáncer gracias a algunos de sus componentes, los cuales inhiben el crecimiento de muchos tumores.

Reduce los efectos secundarios de la medicación para el cáncer.

Tiene propiedades antiinflamatorias gracias a su contenido en curcumina. Esta virtud la convierte en un poderoso remedio para aquellas personas que sufren dolores, reumatismo, fibromialgia o fatiga crónica.

Calma las enfermedades causadas por una inflamación de las vías respiratorias o urinarias.

Neutraliza los efectos de los radicales libres en nuestro organismo gracias a sus excelentes propiedades antioxidantes.

Facilita la digestión y combate numerosas dolencias digestivas, como la acidez, las úlceras, la gastritis, etc.

Protege el hígado y la vesícula, ayuda a prevenir los cálculos biliares y puede mejorar las enfermedades hepáticas como la cirrosis o la ictericia.

Es un antidepresivo natural.

Combate las infecciones y aumenta las defensas de manera natural. Es muy efectiva en las primeras fases de resfriados, gripes, etc.

¿Qué nos aporta el diente de león?

Limpia nuestro organismo de toxinas y regula los desequilibrios que suelen reflejar las analíticas, como el colesterol, el ácido úrico o gota o la diabetes.

Nos ayuda a eliminar los líquidos que retiene nuestro cuerpo y que nos causan edemas o hinchazón.

Protege el hígado y la vesícula estimulando naturalmente su función, por lo que puede ser muy beneficioso en casos de hepatitis.

Mejora el funcionamiento de los riñones y ayuda a prevenir la cistitis y la uretritis.

Mejora la función digestiva y estimula el apetito.

Actúa como un laxante suave.

Mejora el estado de la piel en problemas como granos, acné, urticarias, psoriasis, etc.

Promueve la cicatrización de las heridas.

Gracias a su contenido en taninos, tiene propiedades calmantes para los problemas circulatorios de las extremidades, por lo que es útil en casos de varices y hemorroides.

Mantiene el cabello y la piel saludables gracias a su contenido en silicio.

Su contenido en hierro lo convierte en un excelente remedio para prevenir y tratar la anemia.

¿Por qué una infusión cada noche?

Gracias a la combinación de las propiedades de estas dos plantas medicinales, si tomamos una infusión cada noche antes de acostarnos estaremos favoreciendo la depuración y regeneración del organismo, a la vez que reducimos el riesgo de sufrir enfermedades o calmamos los síntomas de las que tengamos en ese momento.

Por otro lado, también recomendamos tomarla por la noche para facilitar la regeneración del hígado, un órgano que se recupera en las primeras horas de la madrugada y que va a ayudarnos a depurar el organismo y facilitar la función intestinal al día siguiente.

¿Cómo la preparamos?

Recomendamos preparar esta infusión justo antes de tomarla.

Pondremos un vaso (200 ml) de agua a hervir.

Cuando dé el primer hervor, apagaremos el fuego y añadiremos una cucharadita (5 gramos) de diente de león y media cucharadita (3 gramos) de cúrcuma en polvo.

Cubriremos el recipiente y lo dejaremos reposar cinco minutos.

Lo colaremos y, si deseamos endulzarlo, le añadiremos un poco de estevia, pero evitaremos en todo caso el azúcar.


Fuente:
mejorconsalud.com

2 comentarios:

Octavio Dopico dijo...

Interesante, gracias. Tomo nota :-)

Dragon Dorado dijo...

Gracias a ti :-)

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
María José Morón. Con la tecnología de Blogger.