viernes, 29 de julio de 2016

Preparación de un champú casero para la dermatitis seborréica


¿Cómo se lavaban el pelo nuestros bisabuelos antes de que aparecieran los champús comerciales?:

Se lavaban con vinagre de manzana y bicarbonato.


Quizá echarás de menos el olor a miel, a rosas o lo que sea, pero tu eres el que está luchando contra la dermatitis seborreica y sabe lo que cuesta librarse de ella y lo que necesita es un buen resultado.

Por un lado tenemos el vinagre. Muy efectivo contra todo tipo de suciedad y además el olor del vinagre desaparece completamente cuando aclaramos el pelo. No deja nada de olor, pero lo deja completamente limpio y sin rastro de suciedad, grasa ni productos químicos con lo que la irritación del cuero cabelludo acaba por desaparecer y con ella también la dermatitis seborréica.

Por otro lado, el bicarbonato actúa limpiando todo el cuero cabelludo, eliminando la grasa y las sustancias que se hayan adherido al pelo.


La combinación de vinagre y bicarbonato tiene el pH adecuado para el cuero cabelludo con lo que el pelo no se reseca y queda perfecto tras el aclarado.


Desde el segundo o tercer lavado se empieza a notar los resultados, primeramente sobre el cuero cabelludo que pierde el tono rojizo propio de la irritación y posteriormente sobre la caída del cabello que comienza a disminuir. Y eliminar la grasa y los residuos de otros productos acaba por vencer a la dermatitis seborréica.


Preparación del champú casero para la dermatitis seborréica


Esta es la forma en que se prepara y se utiliza. Podemos tener los ingredientes preparados en casa y preparar el champú momentos antes de lavarnos la cabeza con lo que todavía será más efectivo.


Ingredientes:


Bicarbonato de sodio: En polvo, lo venden en cualquier comercio.

Vinagre de manzana.
Dos vasos de agua

Preparación:


En un vaso con agua añadimos dos o tres cucharadas de bicarbonato.

En otro vaso con agua añadimos medio dedo de vinagre de manzana, más o menos.

Forma de aplicación:


Al ducharte, y sobre el pelo mojado te echas el vaso de agua con el bicarbonato, poco a poco y frotando la cabeza suavemente. No verás espuma, pero está limpiando profundamente. La espuma no limpia, solo sirve para vender más.


Te aclaras con agua hasta eliminar todo el bicarbonato.


Te echas ahora el vaso con agua y vinagre, masajeando suavemente de nuevo. Es la segunda fase de la limpieza.


Al terminar aclárate bien hasta eliminar todo el vinagre.


Y listo. Eso es todo. No queda ni olor, ni grasa, ni productos químicos. Solo el pelo limpio y el cuero cabelludo sin irritación.


Os animamos a que recordéis vuestra experiencia con los champús comerciales y probéis este champú casero. Comprobaréis los resultados !!


Fuente:

dermatitisseborreica.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
María José Morón. Con la tecnología de Blogger.