lunes, 18 de noviembre de 2013

Uso de los posos del café



Se conoce como posos o borra de café al residuo de café que queda en el filtro de la cafetera. Estudios recientes demuestran que los posos de café son ricos en antioxidantes y nutrientes.

Reutilizar el café no solo es una buena manera de reciclar y cuidar el planeta sino que también nos ayuda a ahorrar dinero y a sacar doble partida de esta popular bebida.

A continuación dejo varias ideas para usar los posos de café.


Sigue...

1) Exfoliante nutritivo y suavizante para la piel

Hay varias maneras de usar los posos de café como exfoliante natural para la piel. Te puedes dar un masaje con el café sobre la piel húmeda usando movimientos circulares o puedes agregarle los posos de café a tu crema limpiadora favorita y lavarte la cara como de costumbre. No te frotes muy fuerte porque podrías dañar la piel. Trata de que los posos de café sean finos, si son muy gruesos puedes triturarlos con la parte de abajo de un vaso limpio.
 

2) Posos de café para el cabello

Echa los posos de café en una o dos tazas de agua caliente. Déjalo reposar por 15 minutos. Lo cuelas y echas el líquido en una botellita con atomizador. Durante el día te rocías las raíces del cabello con la infusión. El café estimula el cuero cabelludo por lo que el cabello te crecerá más rápido. Puedes guardarlo en la nevera. El café puede oscurecer el cabello por lo que no se recomienda este remedio para personas de cabello claro. Otra manera de usar los posos de café para el cabello es a la hora de lavarte el cabello. Antes de echarte el champú, lávate el cabello con los posos de café. El café eliminará todo el residuo que dejan los productos comerciales y dará como resultado un cabello suave y brillante.
 

3) Para quitar malos olores

Un truco casero muy popular para desodorizar la refrigeradora es poner un platito hondo con café. El café absorbe los olores de las comidas. Si has estado cocinando con cebolla, ajo o cualquier otra comida de olor fuerte, para quitar el olor de las manos, puedes lavártelas con posos de café.

Otra manera de usar el café para quitar malos olores es echar los posos de café en una pantymedia limpia, se amarra bien para que no se salga el café. Se le pone una cinta y se amarra al espejo retrovisor del coche. Tu coche se inundará de un delicioso olor a café. También se puede colgar en el armario. 


4) Para cuidar del jardín

Los posos de café son sumamente útiles para cuidar del jardín. Son un excelente fertilizante para plantas que prefieren un ambiente ácido como tomates, rosas, azaleas y arándanos, árboles de hoja perenne, camelias, aguacates, y algunos árboles frutales. Para hacer un fertilizante se mezclan 250g (media libra) de posos de café en cinco galones de agua, se deja reposar al aire libre y se usa como fertilizante líquido.

Algunas personas dicen que los posos de café también sirven para alejar a los gatos, a las babosas y a los caracoles. Aunque otras personas dicen que no les ha servido. Nada se pierde con probar.


5) Para reducir la celulitis

Aunque es necesario tomar varias medidas para combatir la celulitis, un exfoliante de café puede ayudar a disminuir esa apariencia de piel de naranja. Se mezcla un cuarto de taza de posos de café con dos cucharadas de aceite de oliva y se le agrega una cucharada de azúcar. Se mezclan bien todos los ingredientes y se usa a la hora de bañarse. Se humedecen las áreas donde está la celulitis y se masajea con movimientos circulares. Se lava.


6) Tratamiento de spa para tonificar y suavizar la piel

Para hacer un tratamiento de vendas al estilo spa, se mezclan los posos de café con aceite de almendras hasta formar una pasta. Se pone una cortina de baño sobre la cama. Se pone la pasta sobre las zonas que se desean tratar y se cubre con una toalla húmeda. Cuando se han cubierto todas las zonas te envuelves en la cortina de baño y te relajas por unos 20 minutos. Te bañas con agua caliente.

7) Para guardar los alfileres y agujas
Se dejan secar los posos de café y se envuelven en una tela coqueta. Se cose de manera que quede como una almohadita. Se usa para guardar los alfileres y las agujas.


8) Para parar la sangre en las heridas

Para heridas que no son serias, se puede parar el sangrado echando posos de café directamente sobre la herida. Se deja dos minutos y se enjuaga. El sangrado se habrá detenido.

9) Para hacer velas aromáticas

En un cartón de leche vacío, limpio y seco se echa un poco de cera de vela (parafina) líquida antes de que se seque y endurezca por completo se le agregan los posos de café. Se termina de llenar el cartón con parafina líquida, se le pone una mecha y se deja secar hasta que se endurezca. Cuando se endurece por completo se rompe el cartón y queda la vela.

10) Para el cuidado de los pies

Agrega los posos de café a una palangana con agua calientita y mete los pies por unos 15 minutos.


También puedes frotarte los pies con los posos de café para suavizar la piel y eliminar células muertas. Este remedio no sólo es un energizante sino también te ayudará a controlar la sudoración y el mal olor de los pies
Fuente: 

http://notiultimas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
María José Morón. Con la tecnología de Blogger.