martes, 11 de septiembre de 2012

Pimentón de Candeleda

La zona de Candeleda y sus municipios limítrofes, junto con la comarca de la Vera, gozan de un microclima privilegiado que permite el cultivo del pimiento para obtención del pimentón de una calidad extraordinaria, muy valorado y demandado dentro y fuera de la provincia de Ávila.
 

Procede el pimentón principalmente de pimientos de los géneros "Capsicum" y "Longum", cultivados en fértiles tierras del valle y regados con las finas aguas que bajan de la Sierra de Gredos. Esta conjunción de planta, suelo y agua, unidos al "saber hacer' y a la experiencia añeja de nuestros agricultores, va a dar lugar a esta preciada materia prima, la cual, tratada con el cariño que imprime la tradición, se convertirá en ese valioso condimento, imprescindible en le recetario de La vieja cocina castellana.



La elaboración del pimentón consiste en un largo proceso artesanal, de principio a fin, con dos fases bien diferenciadas a partir del fruto recolectado: el secado y la molienda.
 

Mediante el secado, se somete al pimiento maduro a una deshidratación, producida por el calor y el humo resultantes de la combustión de leña de encina y roble, realizada en secaderos de corriente vertical con hogar inferior. Este tipo de secado confiere al pimentón su tradicional y peculiar sabor.

Tras este proceso se pasa a su clasificación por calidades, contemplando las tres variedades que se producen: dulce, agridulce y picante.
 

Posteriormente, se procede a la molienda o molturación del fruto seco en molinos de piedra, hasta obtener después de tamizado el producto final con la textura y granulosidad que es característica del pimentón de Candeleda.
 

Las cualidades básicas del pimentón, culinariamente hablando, son: el color, el olor y el sabor que aporta a los guisos, confiriendo esa acentuada personalidad a nuestros platos más populares.
 
Fuente:
www.diputacionavila.es
Internet
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
María José Morón. Con la tecnología de Blogger.